Busca tu próxima lectura

miércoles, 26 de octubre de 2016

La naranja mecánica de Anthony Burgess

Reseña del libro

"La naranja mecánica" de Anthony Burgess

Datos


Tapa blanda
Edicion de bolsillo
Editorial minotauro
200 págs

Sinopsis


Cuenta la historia del nadsat-adolescente Alex y sus tres drugos-amigos en un mundo de crueldad y destrucción. Alex tiene los principales atributos humanos: amor a la agresión, amor al lenguaje, amor a la belleza. Pero es joven y no ha entendido aun la verdadera importancia de la libertad, la que disfruta de un modo violento. En cierto sentido vive en el Edén, y solo cuando cae (como en verdad le ocurre, desde una ventana) parece capaz de llegar a transformarse en un verdadero ser humano.

Mi opinión


Al principio me pareció una novela bastante peculiar, sobre todo con la jerga Nadsat donde tenia que ver a cada rato que significaba por ejemplo synthemesco (droga), pero eso no significa que no me haya enganchado con la historia de este adolescente violento donde la sociedad busca corregirlo de una manera muy poco ordinaria (en serio, esa experiencia que sufre el protagonista es bastante extraña, al menos para mi) creo que es una critica sobre como la sociedad de hoy en día quiere erradicar de alguna forma la violencia y sobre todo tener el control de los adolescentes "incorrectos" o "rebeldes" que ocasionan estragos (como tantas escenas en que se ve tanto al protagonista con sus drugos pateando y maltratando a cualquier individuo que se cruce) pero que de alguna forma están tratando de buscarse a si mismos. Sin lugar a dudas, es un libro que recomendaría, sobre todo para aquellos que están al borde de terminar su etapa adolescente porque es un punto de vista totalmente distinto sobre el crecer y convertirse en adulto. 

"... Te han convertido en algo que ya no es una criatura humana. Ya no estas en condiciones de elegir. Estas obligado a tener una conducta que la sociedad considera aceptable, y eres una maquinita que solo puede hacer el bien. Comprendo claramente el asunto... todo ese juego de los condicionamientos marginales. La música y el acto sexual, la literatura y el arte, ahora ya no son fuente de placer sino de dolor."

4/5 me gusto bastante








No hay comentarios:

Publicar un comentario